Conectado a la Tierra vs Desconectado de la Tierra

Artículo por Angie Webster

Estar conectado a la tierra significa estar en el cuerpo. Cuando estás conectado su energía se siente muy centrada y presente dentro de su cuerpo. Estás funcionando en el momento presente en lugar de que tu energía sea atrapada en el pasado o preocupada por el futuro. Cuando estás bien conectado, los sentimientos de ansiedad, apurro y la energía dispersa, desaparecen. Usted se siente consciente y presente.

¿Qué significa estar desconectado de la tierra? Cuando no estás conectado a la tierra, tus pensamientos están dispersos en muchas direcciones diferentes. Es posible que sientas urgencia. O puedes estar atrapado en el arrepentimiento. El trauma es muy poco fundamentado y aquellos que luchan con el trastorno de estrés postraumático pueden tener grandes dificultades para permanecer conectados en sus cuerpos y en el presente. Estamos sin conexión a la tierra cuando estamos en un estado de energía o daño. Cuando estamos en resistencia al momento presente – las cosas que nos suceden a nosotros y alrededor de nosotros, o incluso las emociones que estamos experimentando – nos volvemos infundados. Cuando estamos sin conexión nuestra energía del alma se aleja de nuestro cuerpo.

La conexión a la tierra es un estado energético. Cuando estamos conectados nuestra energía está completamente arraigada a nuestro cuerpo a través de nuestra consciencia y nuestra presencia. Cuando estamos sin conexión nuestra energía está escapando de alguna forma a través de nuestros pensamientos o energía emocional. Esto puede ocurrir de muchas maneras y a menudo es un medio que el subconsciente usa para ayudarnos a lidiar y protegernos de un ambiente áspero. El subconsciente elimina naturalmente nuestra energía hasta que nos sentimos más seguros.

Imagen de wilhei

La falta de conexión puede aparecer también cuando nuestros pensamientos están dispersados, corriendo en todas direcciones o cuando tenemos que hacer mil cosas al mismo tiempo. Nuestra energía ya no está centrada en nuestro cuerpo sino que está corriendo en varias direcciones. Asimismo, cuando estamos atrapados en pensamientos de arrepentimiento o preocupación, nuestra energía se filtra en las áreas donde nuestro remordimiento o preocupación están. Cuando nos enganchamos a otros a través del juicio, el chisme, la compasión, o palabras duras, nuestra energía nos abandona para atarse a las personas a las que juzgamos.

Hay algunos conceptos erróneos sobre la conexión a la tierra. Usted puede oír que se queda sin conexión si está viajando en avión, coche o tren. También puede oír que para estar conectado tiene que estar afuera con sus pies directamente sobre la tierra. De cualquier manera usted puede estar conectado a la tierra en cualquier lugar – incluso en un avión a miles de metros sobre la tierra – y puede quedarse sin conexión en cualquier lugar, incluso en una playa donde estás con los pies en la arena. El viaje en sí mismo no supone desconectarse de la tierra, pero la urgencia, la precipitación y la energía dispersa que pueden aparecer en el viaje son las que te hace desconectar. La pérdida de la conexión física con la tierra no provoca la falta de conexión con la tierra. La desconexión de nosotros mismos provoca la no conexión a la tierra. Cuando estamos conectados con nosotros mismos, nuestra energía se conecta de manera natural con la tierra.

Nuestro cuerpo naturalmente quiere estar conectado. Él escoge de manera natural estar fusionado con nuestra energía. La conexión a la tierra es tan simple como colocar una mano sobre el pecho y notar la respiración o el latido del corazón por un momento, volviendo a conectar con su cuerpo. O usted puede conectarse a través de sus sentidos, notando su entorno a través de su sentido de la vista, oído, tacto, olfato, gusto o su sentido visceral. Cualquiera de estos sentidos te llevará de regreso a su entorno actual y te ayudará conectar con el cuerpo físico. Si estás sin conexión a la tierra debido a un trauma que de saca del presente, puedes intentar hablar en voz alta mientras te conectas a través de tus sentidos, recordándote los hechos básicos del presente, como tu nombre, tu ubicación y la fecha.

Usted no es una persona mala si no está conectado. En algún momento de la vida o en el transcurso de un día todos perdimos la conexión. Si usted considera que está desconectado y disperso no significa que está haciendo algo malo. Usted ya ha dado el primer paso para sentirse conectado simplemente notando cómo se siente. Sólo toma un momento de pensamiento consiente y sintonía en nuestros propios cuerpos para llevarnos de vuelta a la tierra, que es nuestro estado natural de ser.

La versión original en inglés del artículo en Reiki Rays:

Grounded vs Ungrounded

Angie Webster
Angie Webster

Angie Webster es una escritora independiente, Maestra de Reiki y Maestra de meditación. Vive en el centro de Illinois con su marido y su gato. Incorpora yoga, meditación, comida saludable, Reiki y práctica espiritual para guiar y sanar su cuerpo, mente y vida. Reiki y un estilo de vida saludable contribuyeron a su recuperación después de 20 años de lucha con problemas neurológicos y otros problemas de salud. Ella sale del otro lado con una nueva perspectiva sobre la vida y ahora busca empoderar a los demás, recordándoles sus propias habilidades curativas. Puedes seguirla en: http://naturalholisticlife.wordpress.com, https://www.facebook.com/HolisticSpirituality, http://www.serenityenergyhealing.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *