Meditación Reiki Auto-Curativa

Artículo por Angie Webster

Además de hacer auto-Reiki diario, hacer meditaciones de Reiki puede ser una práctica muy útil. Puede darle un impulso a nuestra curación, ayudándonos a sintonizar más profundamente con Reiki, aprender cómo se mueve a través de nosotros y está trabajando con nuestros cuerpos y sistemas de energía. He llegado a entender mejor cómo funciona el sistema energético y cómo trabajar con él haciendo meditaciones auto-curativas regulares de Reiki. Me ha fortalecido mucho, acelerando mi proceso de curación y también me ha a ayudado a usar el Reiki de manera más eficiente con otros.

La meditación Reiki auto-curativa se puede hacer sola o en combinación con un auto-tratamiento Reiki. Es bueno usar esta práctica cuando no eres capaz de hacer un auto-tratamiento completo, como por ejemplo cuando estás en público. He usado esta técnica cuando estaba muy enferma y simplemente no me sentía capaz de levantar mis brazos a las posiciones superiores. Me imagino que esta meditación sería muy benéfica para alguien que ha tenido un accidente y es incapacitado de alguna manera. Toda la meditación Reiki auto-curativa requiere tanto su enfoque mental como su imaginación.

Para empezar la meditación, cierra sus ojos y comienza a relajarse y coloque su atención en tu cuerpo y en tu mundo interior. Observe su respiración durante dos o tres ciclos. Permítase asentarse en el flujo rítmico a medida que se mueve dentro y fuera de su cuerpo. A continuación, vea si puede notar el latido de su corazón en el fondo, ya que pulsa la sangre a través de su cuerpo. Si no puede oír o sentir esto, simplemente imagina el flujo pulsante de sangre de su corazón, recorriendo hermosamente todos los vasos de su cuerpo, manteniéndose sano y vivo.

Permite que Reiki fluya naturalmente a lo largo de estos caminos de aire y sangre, llevando Reiki a través de su cuerpo. Trae los símbolos en este flujo. Tal vez comience con el símbolo del poder para bendecir el proceso, pero utilice los símbolos que se sientan apropiados para usted. Cada vez que utilice este proceso, va a utilizar diferentes símbolos para diferentes áreas y esto está muy bien. Siga su propia intuición. Tomase el tiempo para agregar cualquier símbolo que te parezca correcto, o puedes no usarlos y simplemente enviar Reiki.

Meditación Reiki auto- curativa
Imagen de suc

A continuación, dirige su atención hacia el cerebro. Pídale a su cerebro a abrirse, relajarse y liberar cualquier cosa que necesita dejar ir en este momento. Haz una pausa por un momento y permita que esto suceda. Usted puede sentir una frescura a través de la cabeza o una ligereza. Lo que sientas está bien. Permita la sensación y note lo que es. Imagínate como a un ser muy pequeño de luz, de pie en el centro de su cerebro. Mire a su alrededor y observe lo que se ve y siente. ¿Hay algunas áreas que se sienten o se ven más claras o más densas? ¿Tiene usted la sensación de que le gustaría recibir energía Reiki en algunas áreas particulares? Comienza a enviar Reiki a las áreas que parecen densas o que te sientes llevado a curar. Una vez más, infunda cualquier símbolo que sienta necesario, en cualquier lugar que creas apropiado.

Cuando haya terminado, gire hacia su columna vertebral y pídale que se abra, relaje y libere cualquier cosa que necesite soltar en ese momento. Usted puede sentir una sensación de apertura, ligereza o frescor que fluye por el centro de su columna vertebral. Pídale a su pequeña luz que empiece a dirigir la energía de Reiki por su columna vertebral y hacia los músculos de la espalda, el tejido nervioso y todas las estructuras de apoyo.

Tómese un momento para escanear su cuerpo. Sintonice los caminos energéticos y las sensaciones físicas. ¿Nota usted alguna concentración o áreas de opresión? ¿Dolor? ¿Tal vez usted siente áreas de opresión u otra energía incómoda? Aproveche esta oportunidad para pedirle a su luz a moverse a cualquier área y comienza a dirigir la energía de Reiki. Haz uso de los símbolos dondequiera que sea necesario. Coloque su atención en los órganos que necesitan atención y pídales que abran, relajen y liberen. Después dirija la energía de Reiki a ellos el tiempo que sea necesario.

Al final, escanee el aura y envíe Reiki a cualquier área que siente densa o débil. Coloque todos los símbolos en el aura para sellarlo. Usted puede colocarlos dondequiera, y en tantos lugares, que usted siente que es correcto para usted. Esto puede cambiar de una vez a otra y le animamos a seguir su intuición. Considere zonas como encima de la cabeza, debajo de los pies, en cada chakra (frente y detrás) y en cada lado, sin embargo, si se siente guiado a poner los símbolos en otros lugares, o renunciar a algunos de ellos, hazlo por favor.

¡Qué esta meditación Reiki auto curativa le eleve a su mayor y más alto bien!

La versión original en inglés del artículo en Reiki Rays:

Self-Healing Reiki Meditation

Angie Webster
Angie Webster

Angie Webster es una escritora independiente, Maestra de Reiki y Maestra de meditación. Vive en el centro de Illinois con su marido y su gato. Incorpora yoga, meditación, comida saludable, Reiki y práctica espiritual para guiar y sanar su cuerpo, mente y vida. Reiki y un estilo de vida saludable contribuyeron a su recuperación después de 20 años de lucha con problemas neurológicos y otros problemas de salud. Ella sale del otro lado con una nueva perspectiva sobre la vida y ahora busca empoderar a los demás, recordándoles sus propias habilidades curativas. Puedes seguirla en: http://naturalholisticlife.wordpress.com, https://www.facebook.com/HolisticSpirituality, http://www.serenityenergyhealing.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *