Reiki y el Dolor en el Hombro

Artículo por Ashwita Goel

La parte inferior de la espalda y los dolores de hombro parecen ser uno de los problemas más comunes en el día de hoy. Aunque podríamos atribuir la causa física de estos problemas a los trabajos de escritorio y las computadoras, sabemos que una vez que comenzamos a tomar la sanación más en serio, los meros cambios en el entorno físico no son suficientes para crear problemas. Tiene que ser una causa emocional.

En mi observación, un dolor de hombro casi siempre viene junto con un bloqueo en el chakra del corazón. Todos nos lastimamos en alguna u otra etapa de nuestras vidas. Mientras que algunos incidentes navegamos a través de ellos cómodamente, curando y seguir adelante, algunos otros nos dejan recuerdos dolorosos y sufrimiendos, siendo incapaz de avanzar en la vida. Estos no siempre tienen que ser los grandes acontecimientos dramáticos en nuestras vidas; incluso las pequeñas e insignificantes heridas a veces pueden crear bloques duraderos.

Cuando nos sentimos doloridos después de un doloroso incidente, cerramos nuestros corazones. Después de todo, ¿qué mejor manera de evitar ls herida que no dejar a nadie entrar en el corazón? No hay vulnerabilidad, no hay dolor. Imagine a una persona tratando de proteger su región del corazón. Veríamos a una persona cruzando sus brazos delante de su corazón, los hombros encorvados hacia adelante. Si observa cuidadosamente, esta es exactamente la postura que tienen los hombros en las personas que sufren de dolor en el hombro. La forma es completamente opuesta a la posición natural de los hombros, y obviamente, va a ser rigidez y dolor muy pronto. La curación puede traer alivio temporal aflojando los hombros, pero las situaciones de la vida que amenazan con lastimar pueden traer de vuelta el dolor rápidamente.

Reiki y el dolor en el hombro
Imagen de VinothChandar
Sanando el Corazón

Cerrando definitivamente el corazón mantiene el dolor afuera, pero también el amor. Se hace más difícil aceptar y mostrar amor.

Cerramos nuestros corazones debido a una creencia subyacente de que abrir nuestro corazón puede traernos dolor. La solución aquí no radica en reemplazar esta creencia con otra, porque el amor y el herida van de la mano, pero en sanar nuestro miedo a ser heridos. Un deportista dedicado experimenta un montón de trabajo duro, mucho dolor, tal vez incluso lesiones, pero eso no le molesta, porque el deporte también le trae alegría. Lo mismo ocurre con la apertura del corazón. Sí, traerá dolor. También traerá amor, alegría, unión y en su última floración, dicha infinita.

• Cree un espacio sagrado, tal vez encienda algunas velas, lámparas o incienso.
• Traiga a su conciencia una situación en la que tiene miedo de ser herido. Esto podría ser un incidente real o imaginario. Sea consciente de los sentimientos que esta situación trae consigo.
• Quédase con el dolor, deje caer la resistencia.
• Abrace el dolor, respire en él, respirando el amor.
• Comience su curación completa del Reiki del cuerpo, comenzando con el chakra del corazón.

La práctica regular de este ejercicio le ayudará a ser más abierto y amoroso. Sus hombros comenzarán a enderezarse por sí mismos, y el dolor desaparecerá.

La versión original en inglés del artículo en Reiki Rays:

Reiki and Shoulder Pain

Ashwita Goel
Ashwita Goel

Habiendo aprendido la meditación cuando era una niña, Ashwita incorporó Reiki en su vida durante sus adolescencias tempranas. Después de una década de ser testiga de la magia del Reiki, se sintió obligada a profesar Reiki y terminó su carrera corporativa en 2007. Finalmente incorporó EFT (Técnicas de Liberación Emocional), hipnoterapia y terapia de las vidas pasadas en su trabajo. Aparte de su trabajo de curación, enseña Reiki y meditación, y su libro ”Curación a través de Reiki”/”Healing Through Reiki” está disponible en Amazon. Puedes conectarte con ella a través de Facebook https://www.facebook.com/Reiki.Bangalore, Su sitio web http://www.reiki-bangalore.com/ o visite su blog http://www.ashwita.com/zen/.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *