Conexión del cuerpo a la tierra – Sugerencia rápida

Artículo por Angie Webster

Una vez sostenía la conexión a la tierra enviando nuestra energía a la Tierra. Ahora he llegado a creer que es mejor conectar a través de nuestro propio cuerpo. Simplemente volver a casa con nuestros cuerpos y regresando al momento presente es todo lo que necesitamos para poder conectarnos. Cuando hacemos esto estamos automáticamente conectados a la tierra y no pasamos por alto nuestros cupos físicos.

Las energías de la prisa, la preocupación, el miedo, el terror y el arrepentimiento llevan nuestra energía espiritual lejos de estar plenamente presente en nuestras vidas y nuestros cuerpos. Es posible que usted haya notado que cuando usted está en uno de estos estados, usted se siente levemente ¨adelantándote a los acontecimientos¨ o ¨pegado en el pasado¨. Tal vez usted está meditando en algo y ¨no lo puede dejar ir¨. Usted puede sentir que el tiempo ¨se aleja de tí¨.

Tenemos todas estas figuras de hablar porque, en estos estados, nuestra energía realmente está cambiando de nuestro cuerpo y el tiempo presente. Estos estados, nos desconecta y nos alejan del momento presente.

Nuestra energía es principalmente en otro lugar mientras que nosotros estamos tratando de llevar una vida en el tiempo actual. Funcionamos mejor, somos más fuertes y nos sentimos mejor cuando nuestra energía está completamente presente en nuestros cuerpos.

Cuando estás conectado en tu cuerpo, ya no te sentirás disperso vacilando hacia adelante tratando de llegar al momento siguiente, o llegar hacia atrás con tus pensamientos hacia el pasado. Usted es instantáneamente traído en el momento presente que está con el ser físico y plenamente en su vida.

Conexión del cuerpo a la tierra – Sugerencia rápida
Imagen de sasint

La manera más fácil de conectarse con su cuerpo es simplemente colocar la mano sobre el pecho. Este acto te trae muy rápido de vuelta a ti mismo, y a un sentimiento de comodidad, centralidad y presencia. Cuando coloca su mano en el pecho, usted siente el latido de su corazón. Rápidamente empieza a sentirse presente en este cuerpo y en esta vida. Usted siente que su respiración se mueve dentro de usted de una manera muy personal. A través del sentido visceral de estas cosas dentro de nuestros cuerpos y el sentido táctil a través de la mano, reconocemos nuestra vivacidad y presencia de una manera muy real. También lo sentimos a través de nuestro enfoque mental en estas sensaciones. Volviendo al momento actual y a nuestros cuerpos estamos automáticamente conectas a la tierra.

Cada vez que se encuentre apresurándose, preocupándose o reaccionando a toda prisa a situaciones de la vida, tome un momento y coloque su mano en el pecho y siente sus respiraciones, siente los latidos de su corazón. Tal vez respira profundamente y ten el aprecio de que usted está presente en su cuerpo, en este momento, en esta Tierra. Siente como esto te trae de vuelta y siente la comodidad que puede aportar a su propio ser en este cuerpo físico simplemente poniendo la mano sobre el pecho. Ni siquiera es necesario empezar el flujo de Reiki para sentir los beneficios y se tarda menos de un minuto. Esta es una forma excelente de conectarse en cualquier momento, incluso antes y después de las sesiones Reiki, al hacer recados, o lo primero después de despertar por la mañana.

Angie Webster
Angie Webster

Angie Webster es una escritora independiente, Maestra de Reiki y Maestra de meditación. Vive en el centro de Illinois con su marido y su gato. Incorpora yoga, meditación, comida saludable, Reiki y práctica espiritual para guiar y sanar su cuerpo, mente y vida. Reiki y un estilo de vida saludable contribuyeron a su recuperación después de 20 años de lucha con problemas neurológicos y otros problemas de salud. Ella sale del otro lado con una nueva perspectiva sobre la vida y ahora busca empoderar a los demás, recordándoles sus propias habilidades curativas. Puedes seguirla en: http://naturalholisticlife.wordpress.com, https://www.facebook.com/HolisticSpirituality, http://www.serenityenergyhealing.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *