Ser un Reiki Ángel en la Tierra

Artículo por Haripriya Suraj

Muchos de nosotros, curanderos de Reiki, integramos la sanación angélica con Reiki. Tomamos la ayuda de los ángeles todo el tiempo, disfrutamos ser cuidados y amados incondicionalmente por estos Seres Superiores. Estamos fortalecidos por el amoroso calor que nos envuelve cuando los ángeles brillan su luz sobre nosotros.

¿Podemos también hacer el esfuerzo de ser Ángeles para otros en el mundo? Para nuestros clientes de Reiki, para nuestros amigos y familia, para las plantas, los animales e incluso para las llamadas cosas no vivientes?

Aquí están seis maneras en las que podemos convertirnos en Reiki Ángeles en el Planeta Tierra:

Sonríe – ¿Cuándo fue la última vez que sonreíste con tu corazón? Sonreír es contagioso y alivia a la gente. Sonríe a tus clientes y haz que se sientan bienvenidos. Las personas suelen estar nerviosas cuando vienen a curar o para seguir algunas clases (muy parecido a cómo se siente cuando se espera conocer a un médico). Cuando sonríes de tu corazón, rompes el hielo y haces que la persona se sienta cómoda. A menudo nos olvidamos de sonreír a nuestros socios, niños, familiares y amigos. Tal vez no lo veamos necesario porque vemos a estas personas todo el tiempo. Pero eso es todo, ¿no? Las personas cercanas a nosotros comparten su amor con nosotros. Ellos hacen tanto por nosotros que no siempre somos conscientes de esto. Tu debes hacer el contacto visual frecuente con la gente en casa y sonreír. Tu debes ser un ángel y hacer que se sientan amados y cuidados.

Reiki Angel

Sé suave, sin embargo firme – Los ángeles son seres muy suaves. Nunca nos intimidan ni nos obligan a hacer lo que no queremos. Pero cuando buscamos su ayuda, ellos son firmes y esperan que sigamos la guía divina que nos mandan. No hay manera de que podamos manipular a los ángeles para que nos ayuden con cosas que no están en nuestro más alto interés. Tampoco interferirán con nuestro libre albedrío a menos que les demos permiso para ayudar. Podemos ayudar a nuestros clientes mejor cuando seguimos el mismo enfoque. Nunca prometas cosas que tu sabes que no son en el mejor interés de un cliente. Sólo para mantener a los clientes contentos, no te ofrezcas dar Reiki para sanar situaciones o forzar resultados que no se sienten bien. No va a funcionar de todos modos. No importa, incluso si los clientes se molestan por no escucharlos. Es indicado ver cada caso desde una perspectiva más alta y orientar a la gente como un ángel lo haría.

Empodera – Los ángeles nos guían y nos ayudan cuando los llamamos. Al mismo tiempo, también nos animan a conectarnos con nuestro poder y sabiduría innatos. Ellos se esfuerzan por darnos poder. Cuando los clientes buscan ayuda, es nuestro trabajo guiarlos y apoyarlos en la medida necesaria. Pero en lugar de hacerlos dependientes de nosotros, podemos capacitarlos para conectarse con su propia origen de fuerza. No es saludable alentar las relaciones en las que el maestro es visto como la autoridad final y el estudiante se vuelve demasiado dependiente del maestro. Apoya a tus clientes, pero dibuja la línea donde sea necesario. Alguna vez has oído el dicho:

“Tienes que ser cruel para ser bondadoso.”

Esto es válido en ciertos casos y es una necesidad con los clientes que buscan la comodidad en las relaciones dependientes. Es, en última instancia, por su bien superior.

Para de juzgar – Esto es difícil, pero debe hacerse si queremos iluminar el mundo. Los ángeles ven los colores verdaderos pero nunca nos juzgan basados en lo que ven. En cambio, irradian cariño, paz y compasión. Para ser un ángel en la Tierra, intenta hacer lo mejor para dejar caer todos los juicios. No importa si alguien te desanima, trata de verlo con compasión. La gente hace lo mejor que puede con su nivel de conciencia. Por lo tanto, deja de juzgar. A menudo, simplemente estar en compañía de alguien que no juzga puede tener un efecto curativo en otros. Tus clientes están obligados a sanar más rápido cuando se crea un entorno sin juicio y trabajas con ellos desde un lugar de compasión. Nuestro trabajo es ayudar a las personas a sanar y no hacerles daño más de lo que ya han sido heridas.

Dirige por tu propio ejemplo – Los ángeles nunca se jactan con su amor y magnanimidad al mundo. En cambio, sólo irradian su amor y su belleza interior. Esto tiene un efecto curativo en todo su alrededor. Siendo humanos, nunca podremos ser perfectos todo el tiempo. Pero podemos esforzarnos por convertirnos en el cambio que deseamos ver en el mundo. Si quieres más amabilidad, sé amable. Si quieres más amor, irradia amor. Si quieres más paz en el mundo, sé pacífico tu mismo. Inspira a otros con tu ser en lugar de hablar y hacer. Sólo este acto de ser el cambio que deseas ver en el mundo puede causar una profunda curación para aquellos que te rodean y para el planeta.

Bendice – Envía bendiciones de Reiki a todo lo que encuentres. Bendice las plantas, los árboles, los pájaros y otras criaturas en tu ambiente. Bendice a las personas que te ayudan tanto directa como indirectamente. Bendice a tu familia, tus amigos, niños y clientes. Bendice cosas que parecen no ser vivientes también. Siempre que tengas un momento y puedas recordar bendecir, solo bendice lo que esté a tu alcance en ese momento. Cuanto más bendecimos, más amor y luz creamos. En resumen, vivimos como ángeles.

¡Comenzando de este momento, despliega tus alas y sé un Ángel Reiki en el Planeta Tierra!

La versión original en inglés del artículo en Reiki Rays:

Being a Reiki Angel on Earth

Haripriya Suraj
Haripriya Suraj

Haripriya es Maestro de Reiki, Curador con Ángeles y Maestro Espiritual. Se sintió atraída por Reiki desde su infancia y Reiki pasó a ser parte del propósito de su vida. Reiki es su compañera constante de la que deriva la paz y el contentamiento. Después de cosechar los frutos de la práctica Reiki en su vida, se inspiró para difundir la alegría del Reiki. Ella es la fundadora del Centro Holístico Aananda donde conduce y también enseña Reiki y curación con el ayuda de los Ángeles. Haripriya reside en Bangalore, India. Llegue a Haripriya en aanandaholistic@gmail.com y en Angel Light en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *