Reiki y la Muerte

Artículo por Janice Campbell, Maestra y practicante de Reiki

Cuando hemos estado enviando Reiki a alguien y ellos mueren, puede ser desalentador.

Mi amiga tenía cáncer y yo no quería que muriera. Pensé que, como Maestra de Reiki, podría facilitar su curación y prevenir su muerte enviándole la energía de Reiki. Cada vez, podía sentir su absorción del Reiki, así que esperaba una recuperación completa.

Después de que ella murió, he tenido un examen de conciencia serio. Me di cuenta de que estaba enojada con Reiki por no curar su cuerpo. Habían varias cosas que yo no estaba tomando en consideración.

Primero, no controlamos Reiki. No podemos hacer que la sanación física ocurra sólo porque queremos que suceda. El Reiki es un misterio que necesita ser respetado. Somos canales cuando permitimos que el Reiki fluya a través de nosotros pero no está en nuestro poder.

Tengo que admitir que mi ego también estaba involucrado. Como Maestra de Reiki, quería ser la Gran Sanadora que la arregló. Entonces todo el mundo podía mirarme con admiración. Lamentable pero cierto.

La curación ocurre en más de un campo. Tan acostumbrados como estamos a experimentar los aspectos físicos de la curación del Reiki, necesitamos recordar la curación emocional, psicológica y espiritual que puede suceder. La unión de lo espiritual y lo físico resulta en una expresión del uno al otro.

Imagen de Horia Varlan

Se ha dicho que hay lecciones que necesitamos aprender que sólo se pueden aprender en el mundo físico. Independientemente de la persuasión religiosa, Reiki toca el nivel espiritual. La curación física es maravillosa ahora, pero dura muy poco. La curación espiritual perdura. El misterio del Reiki puede conectarnos con el misterio del nivel espiritual y ayudarnos a guiarnos hacia el siguiente nivel de existencia.

Con mi amiga, podría ser que ella recibió la curación emocional y psicológica de Reiki que le permitió resolver asuntos inacabados. Ella puede haber tenido dolor emocional que requirió curación para que pudiera transitar sin miedo a través de la muerte. ¿Cuántas personas permanecen en su lecho de muerte porque tienen demasiado miedo para enfrentar la muerte? Mi amiga murió con coraje, calma y apertura a la vida. Era casi una celebración. La forma en que murió es parte de la memoria que todos tenemos de ella.

Necesitaba dejar mi amiga vivir y morir como ella quería sin que yo influyera en su vida. Podría ser que ella haya muerto exactamente de la manera que era adecuada para ella.

Janice Campbell ha estado practicando Reiki por 12 años. Como ceramista, ella crea “Tazones de Oración” que pueden usarse para profundizar la experiencia meditativa. Parte del proceso incluye a Janice dirigiendo el flujo de Reiki en los tazones mientras los crea. Ella vive en Carolina del Norte con su marido, Ty, e hijo, Quincy. Ella también tiene un gato negro gruñón llamado Cletis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *