Sanar no es una experiencia sencilla

Artículo por Angie Webster

Hay algunos conceptos erróneos acerca del camino de sanación que no nos sirven muy bien. Me gustaría tratar de aclarar los errores en torno a estos.

Estar en el camino de sanación no significa que nunca te enfermarás. Ni siquiera significa que te recuperarás de lo que sea con lo que hayas luchado antes de llegar al camino de sanación. A menudo significa que te recuperas a medida que comienzas a revelar las capas debajo de la enfermedad, pero no siempre. A veces simplemente significa que dejas de verte a ti mismo como una “persona enferma” o una víctima y desarrollas una forma más funcional de vivir con lo que es tu cuerpo. Eso es más saludable en sí mismo. Eso se siente mejor, a pesar de que el cuerpo técnicamente todavía tiene una enfermedad.

Principalmente, estar en el camino de sanación significa que no es una meta que alcanzas un día y luego terminas. No hay línea de meta en un verdadero viaje de sanación. Comienzas a ver que es un proceso en el que hay capas y las capas se vuelven cada vez más profundas. Eso puede sonar aterrador al principio, especialmente si tienes un gran dolor físico y emocional. Entiendo. Deseas que el dolor termine, ese es tu objetivo. Y eso está bien.

Sanar no es una experiencia sencilla
Imagen de left-hand

Pero si realmente deseas sanar tu dolor, debes sanar cada una de las capas que lo crearon. Ese es un proceso de aprendizaje y crecimiento, un desprendimiento de las cosas que no funcionan. Al hacer esto, se te presentarán herramientas que te ayudarán en el camino. Te ayudan a continuar arrojando capas y creciendo, haciendo el trabajo de sanación. A medida que trabajes a través de las capas, revelando nuevas ideas sobre ti, comenzarás a ver que hay una joya maravillosa dentro de ti. Verás que el proceso de sanación tiene valor como un viaje, como una forma de ser, no como una meta. Y en algún momento, comenzarás a valorarte a ti misma y donde sea que estés en tu vida, en cada momento, incluso los desagradables. Esto es bastante poderoso.

El camino de sanación no es un camino fácil de recorrer. Este es otro concepto erróneo que a menudo veo, especialmente cuando las personas comentan alguno de mis artículos o me hablan en persona. Incluso mis seres queridos han confundido esto. A menudo he dicho que encontrar el camino de sanación cambió mi vida. Eso es muy cierto. De hecho, no dudo que me salvó la vida. Tengo una forma muy positiva y apreciativa de ver la vida y estoy mucho más saludable de lo que solía ser. Pero eso no sucedió de inmediato. Era, y sigue siendo, un camino. Hay muchas correcciones de curso, días en los que tengo que recordarme repetidamente la dirección en la que quiero ir. Y especialmente en esos primeros meses y años, fue muy difícil mientras trabajaba a través de la densidad de las capas no curadas de mí misma. Tuve que tomar determinación para superarlo. La alternativa de continuar viviendo sin sanar y con dolor era peor. Aunque soy más feliz y saludable, eso no significa que nunca me sienta triste, enojada o con miedo y no significa que nunca me enferme o tenga dolor. Todavía soy humano. Sólo que la forma en que manejo estas cosas ha cambiado.

La experiencia de sanación no significa que todo sea fácil o que cada día sea alegre y sin preocupaciones. La vida aún continúa. Algunos días serán desafiantes. Todavía sentirás emociones, incluso desagradables. Eso es normal. Algunos días verá viejos patrones asomándose a la superficie, especialmente al principio o cuando te expongas a situaciones que los desencadenan. A medida que aprendas, crecerás, pero nunca serás perfecto. La perfección no existe. Incluso Jesús necesitaba a alguien que lo ayudara mientras cargaba su cruz. ¡Esta vida es muy desafiante a veces! ¡Se necesita esfuerzo para seguir aprendiendo a ser humano! Recuerda ser amable y solidario contigo mismo. Pide ayuda cuando la necesites y permítete ser humano, imperfecto y amado.

 

La versión original en inglés del artículo en Reiki Rays: https://reikirays.com/23675/healing-isnt-a-smooth-journey/

Angie Webster
Angie Webster

Angie Webster es una escritora independiente, Maestra de Reiki y Maestra de meditación. Vive en el centro de Illinois con su marido y su gato. Incorpora yoga, meditación, comida saludable, Reiki y práctica espiritual para guiar y sanar su cuerpo, mente y vida. Reiki y un estilo de vida saludable contribuyeron a su recuperación después de 20 años de lucha con problemas neurológicos y otros problemas de salud. Ella sale del otro lado con una nueva perspectiva sobre la vida y ahora busca empoderar a los demás, recordándoles sus propias habilidades curativas. Puedes seguirla en: http://naturalholisticlife.wordpress.com, https://www.facebook.com/HolisticSpirituality, http://www.serenityenergyhealing.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *