10 maneras de practicar el auto cuidado para los practicantes de la sanación

Artículo de Luzia Light

Haz del autocuidado una prioridad en tu vida. Muchas personas se sienten culpables por hacerse tiempo para sí mismas, pero cuando estás estresado y exhausto, tienes menos energía para dar a los demás. Cuando comience a hacer de las prácticas de autocuidado una prioridad en tu vida diaria, descubrirás que tienes mucha más energía y paciencia para cuidar a tus clientes. El cuidado personal es algo que debes decidir hacer, porque nadie más lo hará por tí. Esto es cierto para todas las personas, pero especialmente para aquellos que se dedican a sanar y a ayudar a otros.

Además, cuéntales a tus clientes sobre la importancia del autocuidado en sus propias vidas. Además de ayudar a tus clientes y a sus cuerpos a curarse a sí mismos, también es importante enseñarles sobre las prácticas de cuidado personal que deben programar en su día. El cuidado personal es un método preventivo de sanación, así como un método de sanación en sí mismo. Cuanto más te cuides con amor y compasión, más fácil será liberar el dolor, la lucha y la resistencia que producen la enferemedad en primer lugar.

¡Escríbete una lista de actividades que te ayuden a cuidarte! Es muy personal y diferente para todos. Pero aquí hay algunas sugerencias que tal vez desees incorporar en tu lista:

  1. Reiki a ti mismo todos los días. Al menos 10-20 minutos.
    ­
  2. Medita todas las mañanas. 10-20 minutos Lo bueno es que puedes combinar la meditación con tu propio tratamiento de Reiki. Eso puede ser muy eficiente en el tiempo.
    ­
  3. Haz ejercicio regularmente. Eso puede ser tan simple como dar un paseo por el parque o subir las escaleras en lugar del elevador. Pero es importante mover tu propia energía física para liberar el estrés y la tensión que puedes haber acumulado en tus sesiones de Reiki.
    ­
  4. Corta los lazos. Después de cada tratamiento que des, asegúrate de lavarte las manos con agua fría o cortar los cordones de energía con el cliente, para asegurarte de que la energía deje de fluir. Cortar los lazos puede ser tan simple como pretender que tu brazo derecho es una espada y moverlo de arriba hacia abajo frente a tu cuerpo. Es tu intención lo que corta la energía. También puedes hacer esto en tu mente.
    ­

    10 maneras de practicar el auto cuidado para los practicantes de la sanación
    Imagen de hexenkueche
  5. Pon tus preocupaciones en una pequeña caja. Antes de dar una sesión de Reiki, asegúrese de estar en un estado mental positivo. Podrías visualizar en tu mente un pequeño cofre del tesoro en el que colocas todas tus preocupaciones, tensiones, irritaciones o argumentos que puedas haber tenido. Dígase a sí mismo que puedes sacarlos de la caja cuando hayas completado la sesión.
    ­
  6. Mantén tu sentido del humor. La risa puede cambiar instantáneamente tu vibración y la de tu cliente. Si haces bromas, puedes aligerar la atmósfera y hacer que el cliente se sienta más a gusto. Encuentro que los clientes por primera vez a menudo están bastante tensos y ansiosos cuando se acuestan sobre la mesa. Digo cosas como: ¡Se te permite respirar! ¡Está bien! Eso al menos les pone una sonrisa en la cara. Recuerde a tus clientes que su cuerpo puede curarse solo y que ellos son los dueños del poder. No los estás sanando, pero ayudas a sus cuerpos a sanarse a sí mismos. Estás ahí para ayudar.
    ­
  7. Date un capricho durante toda la semana. Aquí hay algunas sugerencias:
    • Hazte una gran taza de té de hierbas y siéntate en un lugar tranquilo y lee un libro o una revista. Si tu casa no está tranquila, vaya a la cafetería del vecindario.
    • Escribe un diario y toma nota de todas tus preocupaciones. Vacía tu cerebro y deja que todo fluya. O escriba tu lista de quejas en un pedazo de papel, rómpelo después y tírelo al basurero al que pertenece.
    • Visita un museo o galería de arte por la tarde.
    • Visita una librería o una biblioteca y solicite a tus guías espirituales que te guíen al libro que más necesita leer en este momento.
    • Toma tu diario y escribe en la parte superior de la página: Querido Dios (Ser Superior, Guía Espiritual, Universo, etc.) ¿Qué necesito saber en este momento? Luego comience a escribir sin pensar y vea qué sucede. Esto puede ser extremadamente perspicaz. Hago esto casi todas las mañanas. Me consuela y me centra de inmediato.
    • A medida que avanzas en tu día, siempre verifica lo que está ocurriendo con su intuición o recurriendo a tu Ser Superior. Date a ti mismo una ayuda para que tu Conciencia Superior tome las decisiones cotidianas. ¿Cuál es la mejor ruta para conducir a casa en este momento? ¿Qué hay de bueno para cenar? ¿Cuál es la mejor manera de pasar mi mañana hoy? ¿Quién podría ayudarme con este desafío particular que tengo? etc.
      ­
  8. Perdónate a ti mismo. Date un descanso. Sé gentil y compasivo contigo mismo. Perdónate por todos los errores que has cometido en el pasado y ten conciencia de que eres humano y que los humanos cometen errores, es parte de la “descripción del trabajo”. ¿De qué otra manera sabríamos qué no hacer?
    ­
  9. Di no a todo lo que no nutre tu alma. Nunca digas que sí solo por obligación aunque dentro de ti te retuerzas y grites. Escucha tu sabiduría interior cuando hagas compromisos con respecto a tu tiempo y tu energía. Está perfectamente bien decir: "No, no estoy interesado". "No, tengo otras prioridades en este momento". "No, pero conozco a alguien con quien puedes contactar para que te ayude", etc.
    ­­
  10. Rodéate de gente amable. Respétate lo suficiente como para alejarte de los amigos que no te tratan con el amor y el respeto que mereces. Las amistades deben ser mutuamente enriquecedoras y de apoyo. Sal con personas que te revitalicen y te amen tal como eres.

La versión original en inglés del artículo en Reiki Rays: 10 Ways to Practice Self-Care for Healing Practitioners

Luzia Light
Luzia Light

Luzia Light es practicante de Reiki desde 1997. Vive y trabaja en Vancouver, BC, Canadá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *