Cómo cuidar nuestra práctica y nuestro espacio de Reiki

Artículo de Gustavo Cristian Fritz

Esta vez quiero abordar un tema que surge recurrentemente en los cursos de Reiki que brindo, sobre todo cuando hay alumnos que vienen a cursar nuevamente un nivel para refrescar sus contenidos.

La práctica de Reiki vá haciendo que surjan nuevas dudas sobre la misma o replanteos en base a la experiencia que vá atravesando el alumno.

Muchas veces veo alumnos que se sienten preocupados por alguna experiencia negativa durante una sesión de Reiki y su primer comentario es: vos dijiste que no podía sucedernos nada malo durante una sesión, y mi respuesta es siempre la misma: así es, si lo hacemos del modo correcto.

¿A qué me refiero con el modo correcto?

Cuando recién comenzamos a practicar generalmente todo sale bien. ¿Por qué las experiencias “negativas” les suceden a los más experimentados?. En mi experiencia la respuesta es simple: porque la práctica hace que nos confiemos demasiado y descuidemos algunos aspectos de la misma. Sobre todo en quienes lo hacemos profesionalmente y atendemos varias personas en el día.

El principiante comienza sus sesiones con manual en mano, repasando cada detalle antes de sus sesión, con cierta sana ansiedad por hacer todo perfecto y correctamente. Quien tiene experiencia suele “relajarse”, sobre todo en algunos cuidados básicos que creo es bueno recordar.

Cuidar nuestro espacio y nuestra práctica implica cuidar a nuestros consultantes a nosotros mismos. Por lo tanto es conveniente siempre:

Antes de dar una sesión de Reiki:

• Preparar el espacio en que vamos a realizar la sesión, cada día, ventilándolo, colocando algún recipiente con agua que renovaremos diariamente, Prendiendo alguna vela aromática o sahumerio según nuestro gusto. Limpiándolo frecuentemente con las técnicas aprendidas en segundo nivel de Reiki si ya lo hemos tomado. De lo contrario con la intención que sea un lugar de Luz y Sanación protegido por nuestros Guías espirituales.
• Prepararnos nosotros mismos, vistiendo alguna ropa especial que tengamos destinada a esta práctica, preferentemente blanca o colores claros.
• Lavar bien nuestras manos con la intención de purificación antes de iniciar.
• Realizar una pequeña meditación, podemos usar la meditación Gassho aprendida en primer nivel de Reiki, a fin de conectar con la energía Rei o alguna meditación breve de nuestra preferencia.

Cómo cuidar nuestra práctica y nuestro espacio de Reiki
Imagen de miz306
Al comienzo de la sesión

• Recibir al consultante con alegría, haciéndole saber que valoramos su esfuerzo para sanar lo que su Alma necesita sanar.
• Una vez que se encuentra en la camilla o silla para la sesión, pedir permiso a su Yo Superior para realizar la misma. Invocar a nuestros guías y a los suyos para que sea lo mejor para él o ella en este momento de su evolución y para que protejan ese espacio y a cada uno de los participantes.
• En lo personal me gusta usar esta invocación a San Miguel:
"En el nombre de la presencia de Dios que Yo Soy, te invoco amado Arcángel Miguel, y te pido coloques un círculo de Luz, un anillo “no pasarás” alrededor nuestro que nos proteja y proteja este lugar y esta práctica para que sea lo mejor para todos nosotros.
Pido a los Maestros Ascendidos, nuestros Angeles de la Guarda y todos los seres de Luz que puedan asistirnos para que se produzca la sanación de este Ser, en armonía con su presencia Yo Soy y según lo bueno, justo y necesario para él/ella en este momento de su evolución.
Gracias, Gracias, Gracias!"

Al finalizar la sesión

• Agradecer a nuestros Guía y los del consultante por la asistencia recibida.
• Hacer el “corte energético” con el campo del consultante, podemos usar la “ducha seca” o Ken Yo Ku aprendida en primer nivel de Reiki.
• Agradecer al consultante por su predisposición y darle unos minutos para reincorporarse.

Espero que estas recomendaciones, que seguramente ya conocías, sirvan para que puedas disfrutar más de tu práctica de esta maravillosa técnica, que tratada con respeto y consciencia, nos dará sólo alegrías y bienaventuranza.

La versión original en inglés del artículo en Reiki Rays: How to Take Care of Your Reiki Practice and Healing Space

Gustavo Cristian Fritz
Gustavo Cristian Fritz

Gustavo es Maestro de Reiki y terapeuta holístico en Baradero, Buenos Aires, Argentina. Se dedica a la difusión de Reiki y Shiatsu entre otras terapias. Después de 10 años de aplicar estas técnicas, Gustavo está abandonando la práctica de la ingeniería química para participar plenamente en estas actividades y ofrecer sesiones de divulgación en todos los lugares donde es llamado. Gustavo puede ser contactado a través de su correo electrónico, vivemejor@ymail.com o su página de Facebook, https://www.facebook.com/Vivemejor.terapias.para.el.alma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *